viernes, 29 de agosto de 2014

Descolgando la Luna - Gregory Hughes

Compré este libro y pasó algo muy curioso.

Desde el primer momento que lo vi, me enamoré de su portada. Busqué reseñas sobre él y no encontré casi por ningún lado, excepto en goodreads,algunos comentarios y tampoco era un libro muy popular porque no ha tenido la difusión que, después entendí, realmente se merece. Lo tuve meses, varios, en mi mesita de luz, en la cartera, siempre llevándolo a todos lados para cuando se diera la oportunidad de leerlo. 

No se daba.

Hasta que se dio.

Lo primero que pensé fue ¨¿por qué tardé tanto tiempo en empezarlo?¨. Resultó que el libro que había adquirido un inexplicable gusto por los viajes en mi cartera durante algunos meses, se terminó convirtiendo en uno de mis libros preferidos.

Pero ahora, ¿ de qué se trata?


Conozcan a la Rata, una niña de diez años, que adora cantar, actuar y jugar al fútbol, y que además tiene la astucia de un pandillero.
Conozcan a su hermano mayor, Bob: es el protector de la Rata, y sobre todo, su seguidor. Y una vez que su padre muere, está decidido a encontrar a su tío en Nueva York.
En esta alocada aventura, Bob y la Rata se hacen de extraños amigos y escapan de un peligro tras otro. Pero su tío ¿existe realmente? ¿Será un exitoso hombre de negocios o un hombre siniestro? Y aún más importante: ¿lograrán encontrarlo? 
 El comienzo de la historia transcurre en Winnipeg, un pueblo de Canadá (del cual me fanaticé totalmente después de leer el libro y agregué la ciudad a mi app del pronóstico del tiempo) y vemos cómo la Rata, Bob y su padre hacen una hermosa familia.

Desde el vamos tienen que saber que la Rata es una nena hiper especial, no es solamente una cría alegre que ilumina todo a su alrededor, la Rata tiene una visión particular del mundo que hace que uno pare todo lo que está haciendo y se pare, realmente se pare a pensar en lo que estamos haciendo. 

Pero aparte de tener una visión no muy común del mundo, la Rata es rara porque sí. Por sus ideas, por las cosas que habla. Y su padre y Bob la entienden a la perfección. No tanto como entender lo que dice sino que comprenden su personalidad y la dejan ser.


La Rata se ponía contenta cuando jugaba al fútbol, pero yo no estaba contento con la Rata. Sólo faltaban un par de días para que empezaran las vacaciones de verano y ella ya las había arruinado. ¨Creo que papá se va a morir pronto¨. Eso fue lo que me dijo cuando volvíamos a casa desde la escuela, con tanta tranquilidad como si le hubiera pedido a alguien que le pasara la sal

Efectivamente, Bob y la Rata encuentran muerto a su padre, y ante la desesperación de que los separen y los manden a un orfanato deciden buscar a un tío en Nueva York, del cuál no saben a qué se dedica, ni dónde se encuentra.

No solamente vemos las ¨aventuras¨ de Bob y la Rata, vemos y aprendemos cómo enfrentan cada situación.

Todos tenemos prejuicios, no? Tenemos prejuicios del tipo que duerme en el parque, de la señora de la vuelta por x motivo, y del señor de la otra cuadra que por cómo mira debe andar en algo raro. En este libro, se nos enseña lo importante que es tratar a todos por igual y darles las mismas oportunidades, todos nos merecemos el mismo respeto, siempre y cuando ese respeto sea correspondido. La Rata, con sus 10 años, con sus locuras, y con su hermano mascullando atrás de ella que es una mala idea lo próximo que van a hacer, nos enseña que hay que tratar a las personas con respeto y que podemos aprender muchísimo de absolutamente todos. Todas y cada una de las personas con las que nos cruzamos tienen algo que enseñarnos, sea para bien o para mal, y eso va formando nuestra persona.

Amé a Bob, amé a la Rata, y amé totalmente el cómo manejaron las situaciones.

Es dificilísimo contarle a alguien de un libro que les haya gustado tanto, no les pasa? Contra más nos gusta un libro más nos cuenta transmitirle al resto el por qué deberían leerlo. Así que lo voy a hacer breve: léanlo. Léanlo porque hay una nena de 10 años que tiene muchísimo para enseñarnos a todos, léanlo porque es un libro hermoso, tierno y un poco triste, pero no por eso menos hermoso. Porque el libro te hace pensar el cómo nos tomamos nosotros mismos al resto de las personas y el mundo mismo, y un libro que logre eso, es un libro que merece la pena leer.

-Si todos alguna vez dudan de que exista el paraíso, hijos, sólo tienen que mirar las estrellas y lo tendrán ante sus ojos.
Con la Rata alzamos la mirada a las estrellas.
-Si todos miraran las estrellas con mayor frecuencia, comprenderán qué inmenso es el universo y qué pequeños somos en él, y entonces sus problemas no les parecerán tan grandes... 
 

2 comentarios:

Todos los comentarios son bienvenidos, nos interesa tú opinión, pero por favor, sé respetuoso con los demás.